Thursday, August 28, 2014

Contactar con Investigar11S

Quienes Somos

 

Todos conocemos la historia oficial de los atentados del 11 de septiembre 2001 en Estados Unidos. Supuestamente, unos 19 islamistas radicales, bajo la dirección de un tal Osama Bin Laden en Afganistán, pudieron vivir abiertamente bajo sus nombres reales en Estados Unidos, tomar clases de vuelo para avioneta, eludir con éxito los gigantescos servicios de inteligencia de EE.UU y sus aliados, esquivar fácilmente la seguridad en varios aeropuertos y abordar cuatro aviones, secuestrar esos aviones sin ninguna resistencia por parte de los pilotos, dejar completamente inoperantes las defensas aéreas en la zona de vuelo más restringida del planeta y estrellar, pilotando jets de aerolinea con una puntería y control expertos, tres de esos aviones contra los mismismos símbolos del poderío económico y militar del país más poderoso de la historia, cogiendo a todos por sorpresa, en una operación de la que no se enteró nadie: ni la Casa Blanca, la CIA, el FBI, el MI6 británico, nadie. La pulverización prácticamente total del acero y hormigón de las Torres Gemelas fue consecuencia inevitable del impacto de los aviones de aluminio. Las invasiones de EE.UU a Afganistán y Irak son una respuesta improvisada al terror, nada más que una búsqueda de justicia y venganza por los actos malvados de esos 19 fanáticos terroristas.

Sin embargo, existe una avalancha de pruebas que demuestran que esta historia es fraudulenta del principio al final, que es una guerra psicológica contra los pueblos del mundo para despejar el camino para la cruzada de Estados Unidos en su "guerra contra el terror," cuyo objetivo no es otro que apoderarse de los recursos energéticos de las zonas del centro de Asia y Oriente Medio. Este cuento de hadas de "buenos" (EE.UU) y "malos" ("los terroristas," cuya identidad solo conoce EE.UU) ha permitido desencadenar una implacable asalto a los pueblos de esa zona, dejando un saldo de cientos de miles de muertos en las guerras de Afganistán y Irak. Muchos países se suben al carro de la "lucha anti-terrorista" para justificar reducciones drásticas de las libertades, incrementos masivos del gasto militar y el mantenimiento de regimenes dictatoriales.

Tenemos un deber moral y ciudadana de desenmascarar esta mentira en el centro de nuestra vida colectiva. Los atentados del 11-S (y sin duda, otros atentados de características parecidas) son obra de los poderosos y sus servicios secretos, perpetrados para servir a sus intereses en situaciones de crisis, y los medios de comunicación son el instrumento preferido para encubrir estos hechos y mantener el lavado de cerebro al que someten las masas del pueblo. En un par de horas, 3.000 personas son asesinadas, y ni un sólo funcionario del gobierno de EE.UU es despedido, disciplinado ni reprehendido por su incapacidad de impedir los ataques.

Desde la Asociacion por la Verdad , luchamos por identificar a los verdaderos culpables de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos dentro del aparato del estado norteamericano y en las empresas privadas que se han beneficiado de la "guerra contra el terror" y llevarles ante la justicia. Son personas con nombre y apellido los que cometieron este crimen, y vamos a por ellos.

Accion que hicimos en la campaña de McCain en Madrid:

Manifestacion el 11 de Marzo junto con los que piden una nueva investigacion por el 11M:

Entrevista en TeleVallecas de la Asociacion por la verdad sobre el 11-S

Se CONSCIENTE con NUESTRA causa