Wednesday, April 16, 2014

Israelis Bailando

La posible implicación de Israel en el 11-S ciertamente no puede ser descartada en absoluto. En el día de los ataques, el anterior primer ministro israelí Benjamín Netanyahu fue preguntado que significarían estos hechos para las relaciones americano-israelíes. Su rápida respuesta fue: “Buena pregunta...bien, no es algo bueno, pero esto generará una inmediata simpatía hacia Israel”.
Existe incluso el caso de los cinco israelíes que fueron vistos tomando fotos y bailando alegremente en el Liberty State Park mientras las torres gemelas del World Trade Center se colapsaban. La policía recibió varias llamadas de ciudadanos de Nueva Yersey encolerizados quienes aseguraban que hombres con rasgos de ser de oriente medio estaban filmando el desastre con gritos de alegría y con burlas.

“Parecían felices, usted sabe...no me parecía que estuvieran sobrecogidos”, dijo un testigo. Según un programa de la cadena ABC del día 20 cuando la furgoneta perteneciente a los alegres israelíes fue detenida por la policía, el conductor de la misma, Sivan Kurzberg, dijo al oficial: “Somos israelíes.Nosotros no somos vuestro problema. Vuestros problemas son nuestros problemas. Los palestinos son vuestro problema.” El FBI requisó sus equipos y reveló las fotos, una de las cuales muestra a Sivan Kurzberg encendiendo un cigarrillo frente a las humeantes ruinas en un aparente gesto de celebración. Con posterioridad el abogado defensor de los cinco israelíes detenidos, Steven Gordon, reconoció que las acciones de sus clientes  durante el 11 de Septiembre podían fácilmente haber levantado sospechas. “Tenemos un grupo de chicos que están tomado fotos, en una terraza de un edificio, del World Trade Center. Hablan en una lengua extranjera. Con dos pasaportes.

Uno de ellos con un fajo de billetes y con unas cajas de cúters. Se trata de una situación espeluznante.” Pero Gordon insistía en que sus clientes eran cinco jóvenes que habían venido de vacaciones a América, después de haber terminado su trabajo para una empresa temporal, y que estaban tomando fotos del acontecimiento. Los cinco israelíes fueron retenidos en el centro de detenciones Metropolitan de Brooklyn acusados de tener caducados sus visados de estancias y de trabajo ilegal en los USA. Dos semanas después del arresto, un juez de inmigración ordenó sus deportaciones. Pero fuentes de la cadena ABC afirmaron que oficiales de la CIA y del FBI en Washington
suspendieron la orden y los cinco hombres fueron retenidos duran  de dos meses. Algunos de ellos fueron aislados durante 40 días, y pasaron por diversos detectores de mentiras. Al menos dos de los detenidos explicaron sus experiencias en América en un show televisivo en Israel tras su vuelta.

“La cuestión del asunto es que venimos de un país que experimenta el terror diariamente. Nuestro objetivo era documentar el hecho.” Esto puede ser creíble, pero, ¿cómo sabían que iba a producirse un acontecimiento a grabar el 11 de Septiembre?